Ortodoncia

Es el tratamiento encaminado a obtener unos dientes bien alineados y con buena relación entre los maxilares. En la mayoría de los casos tiene un objetivo estético pero en todos, sin duda, mejora la salud de los dientes al restablecer la función correcta (muchos dientes se perderán si no están bien colocados por falta de función o por sobrecarga) y facilitar la limpieza (se acumula menos sarro).

Existen dos tipos de ortodoncia:

–        Removible o funcional: es aquella que se coloca durante los primeros años en dentición temporal (dientes de leche) y que tiene la misión de solucionar los problemas de “mordida” de los maxilares, para lo cual es importante aplicarla antes de que termine el crecimiento del niño. Le llamamos fase I porque muchas veces ésta precede a la ortodoncia fija.

–        Ortodoncia fija: la aplicamos cuando ya se ha terminado el recambio de todos los dientes. Se puede colocar a cualquier edad. El aparato consta de unos pequeños dispositivos llamados braquets que van pegados en los dientes y unidos por un arco de calibre variable que es el que posiciona los dientes. Los braquets pueden ser estéticos, casi transparentes, lo que los hace menos visibles. En nuestra clínica te daremos el material necesario para hacer una correcta limpieza y te enseñaremos todos los trucos para llevarla a cabo.

Anuncios