Higiene y prevención

La limpieza profesional o profilaxis debe ser tan periódica como lo requiera cada caso, siendo lo más frecuente realizarla cada año, junto con una revisión general. De esta forma mantendremos alejada la gingivitis (inflamación de las encías que se manifiesta con el sangrado de las mismas) y la periodontitis. Es importante saber que la primera precede casi siempre a la segunda y eso ya es motivo suficiente para no descuidarse.

No podemos dejar de insistir en la importancia de los buenos hábitos de higiene (cepillarse adecuadamente) y dieta (no abusar de los dulces entre horas) para prevenir los dos tipos de enfermedades que pueden afectar a nuestros dientes: la caries y la periodontitis. Y nosotros no estaríamos haciendo bien nuestro trabajo si no lo hacemos.

Anuncios